En cada nuevo proyecto de la organización, el plan de cómo comunicarlo internamente debería ser tan esencial (¡y obvio!) como el armado de un presupuesto.

Para cumplir con nuestra misión estratégica, necesariamente tenemos que “sentarnos a la mesa” con la alta Dirección de la empresa.

PRIMERO, para enterarnos de los proyectos desde su propia génesis e intervenir desde “el día cero” en todos los mensajes que se den voluntaria e involuntariamente. La red de preconceptos, predisposiciones y concesiones en torno a un proyecto se teje mucho, mucho antes de que las piezas de una campaña lleguen a imprenta. Y ahí, la mitad del partido ya está jugado.

SEGUNDO, para equilibrar y conciliar las visiones parciales en una “big picture” de la organización. La comunicación no debe quedar “atada” a la perspectiva de un área, sea porque es la propia, porque el gerente de turno es más afín a comunicar, o porque los resultados son más visibles. Es trabajando mano a mano con la alta Dirección que se puede conseguir una visión verdaderamente integral.

TERCERO, para habilitar acciones de gran alcance y profundidad. Seguramente no se requiera la aprobación del CEO para colgar los cumpleaños del mes en cartelera. Pero cuando empezamos a trascender y tocar las fibras de la organización –¡y qué más podemos querer!- lógicamente afloran posturas mucho más definidas. Crear cultura, desarrollar competencias, promover actitudes… son objetivos de gran alcance que requieren una movilización mayor; no solo de presupuestos y de tiempo, sino de cabeza. Sin el respaldo “de arriba”, nuestras mejores intenciones están condenadas a quedar archivadas en algún lugar remoto.

…ENTONCES… ¿No estamos logrando todo el apoyo que quisiéramos de la alta Dirección? Pasemos de la queja a la acción y hagamos lo que sabemos hacer: comunicar.

Todo el tiempo generamos campañas para motivar a los colaboradores, para que adopten un nuevo software, para que cooperen con otras áreas… es hora de hacer “campaña” para llevar a la CI al lugar estratégico que nuestra organización necesita.

 

Nota editorial para el newletter mensual de audeci.org

Anuncios