Escribo, antes que nada, por un motivo puramente personal: me hace bien.

Así sea que nadie nunca lea estas palabras (¡lo más probable!) el proceso por las que llegaron aca ya me ayudó a ordenar mi mente.

El segundo motivo, (relativamente) más altruista, es el anhelo infundado de colaborar.

Creo en que todo potencial humano termina dependiendo, al final del día, de nuestra capacidad de desarrollar buenas conversaciones/relaciones. Y lo pongo así, una con la otra, porque son indisociables.

Cuantos genios pasan incomprendidos, cuántas locuras se cometen en nombre del paradigma del momento. Cuanto podríamos estar avanzando como humanidad, no por opinar todos igual, sino tan solo por estar atentos a cómo conversamos. Con nosotros mismos, con el otro, con el entorno.

Poco importan las vivencias -mías o de mi gente- que gatillan estas reflexiones.
Tampoco son demasiado relevantes mis opiniones personales. Lo que para mi sí vale es el ejercicio de pensarlo. Si estos apuntes sirven para que alguien toma alguna nueva perspectiva, me doy por más que satisfecha.

perfil-flor-gambetta-y-tambien-comunicar
MOMENTO NARCISISTA

Alegre la mayor parte del tiempo, reflexiva siempre. Si un día no me ven en estado de gratitud, están autorizados a cachetearme.

Elijo creer en lo bueno de la naturaleza humana, en la responsabilidad personal, y con eso en la posibilidad de cambio.

Comunicadora y coach organizacional.

Amo los espacios abiertos y el trekking, y algún día tendré mi jardín con árboles frutales. Dudo que llegue a vieja, y está bien: mejor exprimir cada momento.

Flor Gambetta – Montevideo, Uruguay

glyph-logo_may2016_200     linkedin-logo-1-128     circle-social_pinterest_glyph-512